Presidente Abdo Benítez se comprometió a combatir el crimen y fortalecer las FF.AA. y la Policía

En su mensaje al Congreso y a la Nación -en materia de seguridad-, el Presidente de la República, Mario Abdo Benítez, asumió el compromiso de combatir frontalmente el crimen organizado trasnacional y fortalecer las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional mejorando sus capacidades operativas y profesionales.

Fue durante el acto de Traspaso de Mando Presidencial que se llevó a cabo en la Explanada Litoral del Palacio de López.

“No queremos más violencia de ninguna forma. La inseguridad, el tráfico de drogas y el crimen organizado trasnacional siguen siendo flagelos en nuestro país y en la región”, expuso el mandatario en la ocasión.

Indicó que el Gobierno trabajará incansablemente con los países aliados, para combatir con firmeza el crimen en todas sus formas.

“No es aceptable que nuestras fronteras sigan siendo espacios para el florecimiento de organizaciones criminales. Este presidente no les va a dar tregua”, enfatizó al respecto.

Aseveró que las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional estarán al servicio de la gente. “Vamos a fortalecerlas institucionalmente y mejorar su capacidad operativa con respeto y profesionalismo”, añadió.

Además, el Presidente Mario Abdo Benítez recordó a los secuestrados por grupos criminales en la zona norte del país.

En este sentido, asistieron a la ceremonia de Transmisión de Mando los padres del Sub Oficial de Policía secuestrado, Edelio Morinigo Florenciano, a invitación del mismo mandatario.

“No descansaremos hasta que los secuestrados vuelvan a sus casas con sus familias. Estuve hace poco visitando a Doña Obdulia, la madre de Edelio, y en nombre de ella y del sufrimiento de las familias víctimas de estos actos terroristas, nuestro compromiso es de no renunciar jamás a la obligación de trabajar para dar seguridad a todos los habitantes del Paraguay”, afirmó el presidente de la República.

Entre otros temas de interés nacional, el presidente Mario Abdo Benítez también explicó sus planes para la transformación positiva de la República, construcción de una Justicia independiente para acabar con la impunidad y la corrupción, atender los reclamos de la gente para recuperar su confianza, crecimiento económico inclusivo y disminución del desempleo.

También se refirió al fomento del trabajo para derrotar la pobreza, consolidación de los programas sociales, educación, salud, recursos naturales y energéticos, asistencia al campo, relacionamiento internacional, derechos humanos, unidad y reconciliación, convivencia en el debate, la tolerancia al disenso y el respeto a la voluntad de la mayoría.